Wednesday, December 2

Expediente Al Zaidi o la historia del zapato.

Muchos de los presentes recordarán a este sin par y osado iraquí, que tuvo los santos cojones de lanzarle no uno, sino dos zapatos al mismísimo y todo poderoso George W. Bush, Presidente y Comandante en Jefe de los Estados Unidos de América. Dicen, las malas lenguas, que siempre las hay, y son muy desconsideradas, que tras su detención, le dieron de ostias hasta en el carné de identidad, o el similar y homologado que tengan los iraquís. Que fue acusado, y condenado por agresión a un Jefe de Estado extranjero y tuvo, en principio que pagar una pena de tres años de prisión, nada recomendable, si me lo permiten precisar, eso de cumplirlo en una prisión iraquí.


Algo así como el “Expreso de Media Noche”, pero con más calor y más ostias para el cuerpo.

El asunto es que el “Quijote” que nos ocupa, de visita en París, en las Francias de toda la vida, ha recibido de un compatriota, también iraquí, y refugiado en el país galo, un generoso zapatazo, el cual, al igual que en su día, el Presidente Tejano, esquivo por la mínima, rozando éste, el zapato, el larguero pero sin llegar a consumar el gol.

Se le quedó cara de empanado. ¿Acaso, pensaba que ahora que había abierto la veda del tiro libre con zapato, él quedaría invicto? Casi puede darle gracias a Ala, de que no le hayan metido entre ceja y ceja un tiro, con una bala de punta de goma, con la inscripción “In God Trust”, por parte de un “red neck” que pasara por las Galias de paseo turístico o con premeditación y alevosía patriótica a lo Jack Ruby.

Se le quedó cara de “apampado”, mirlado, acampanado, apirolado, anonadado, y casi todo aquello acabado en –ado y que suene a tonto del culo… porque muy iluso o inocente tiene que ser uno si se piensa que abriendo el cortijo de los zapatillesco en este perro mundo; donde cada uno, hijo de su mamá y su papá, culo veo culo quiero. Y se acabó eso de la titularidad, que para lazar zapatos y zapatillas no hay un copyright.

Tal vez, ahora esté indignado, y su familia dolida, y abochornada, por el hecho de recibir la misma moneda con la que él pagó. Pero es lo que tiene el cambio, que la vuelta, desde la entrada del euro, siempre es impredecible. Lo es en un café o una barra de pan, imagínense en un certero zapatazo.

Y, en fin… que como todos somos criaturitas, también cuentan, las mismas malas, que le han salido ofertas comerciales, de casamientos y bodorrios y televisivas. Así pues, les aviso, y el que avisa no es traidor, que no se extrañen ni escandalicen ni se les quede cara de haber recibido un zapatazo, si un día, no muy lejano, se lo encuentran en algún programa chorra de esos que dan por la caja mágica de los colorines, o sea la televisión. O, o, o, esperen que me emociono como un señor ardilla en celo de the Grand Canyon, o quien lo verá como concursante de intercambio en el Gran Hermano 12 o así,¿no?, en fin, están avisados.

Yo, que soy más clásico, me voy a limpiar mi fusil, que es un barrett, que a mi particularmente, me parece de mayor precisión, porque las cosas con son, soy un romántico.


La espada de Damocles

6 comments:

Elena said...

Unos brogues!!!
Tengo unos iguales, pero para mujer claro.

Mayte said...

Un empedernido será, quizás.

Biko lejano que las armas -cualesquiera- y yo...no nos llevamos

Corso said...

Que tenga un buen día ambas. Doña Elena, Doña Mayte nos vemos en los desiertos.

TriniReina said...

Pues, si hay que elegir, yo prefiero un zapatazo a un balazo, que cuesta mucho mantenerse vivos en la paz...

La verdad es que yo creo que, a este nuevo "zapaterador", lo que lo ha motivado, más que defender sus orgullos, ha sido eso del salir en las noticias y toda la demás parafernalia.

Saludos

Corso said...

¡Cuánta razón lleva, doña TriniReina!
La saludo

Mayte said...

No creo yo, que pudiese verle a usted en el desierto, con eso de sus multiples camuflajes. (Además prefiero el frío).

Bikiño.

Mi Ping en TotalPing.com Creative Commons License
CARTAS ABIERTAS by www.diariodeprovincias.blogspot.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.