Sunday, February 26

Una inyección de moral.

Dicen que estamos en alerta a causa de la climatología adversa, ya saben, temporales de agua, nieve y granizo, bajas temperaturas, y esas cadenas en las ruedas de los coches, que vengan o no con manual de instrucciones no sabemos colocar, por lo menos yo.

¡Vamos!, que la Península Ibérica está revuelta, pero no sólo al clima se refiere el parte meteorológico sino también al panorama nacional. Ayer mientras la víctimas del terrorismo se manifestaban por la calles de Madrid, un Madrid por cierto que desde las 0230 horas de la madrugada está sitiado por las nevadas, los ¿___?, lo que sean de la ETA, hacían público un manifiesto donde, como salvadores abanderados, se jactaban de su básica y principal participación a la nueva estructuración de Cataluña (no sabía que se hubiera reestructurado ya) y a la desmembración de España (cosa ésta que tampoco conocía). Sí, sin duda, el parte meteorológico no se equivoca y tenemos alerta en todas las comunidades para un rato.

Pero hoy, no voy a entrar en pisoteos ni golpes certeros contra nadie ni nada, hoy, me gustaría rendir tributo a aquellas personas que piensan que la vida es una mierda, y que no tiene sentido ser vivida. Sí, a eses ejemplares existencialistas que creen que, como Jorge Manrique, cualquier tiempo pasado fue mejor.

Hoy, son ellos la parte central de mi argumento desmedido, hoy, son ellos los actores principales de este blog, que como si de una gran producción se tratara, ahora se encuentra, en su rulotes maquillándose y empolvándose para salir a escena sin brillos. No, no voy a negar a estas alturas de la vida, que no crea que no tienen razón, pero sí creo que existe siempre una solución para todo.

¿Dónde está la solución? Eso no lo sé, todavía no por lo menos, pero sí sé que existe y que llegará en el momento en que menos nos lo esperemos. Porque siempre he sido de la convicción de que todo en esta perra vida es posible y alcanzable, y superable, claro, excepto la muerte… lo cual siendo católico tampoco me preocupa demasiado porque creo en la resurrección de la carne y una vida nueva.

Así que permítanme hoy, que me ponga estúpidamente tierno y que me meta entre pecho y espalda, a modo de ejemplo y testimonio, una inyección de moral, y que dentro de mis entrañas, o lo que quedan de ellas todo se mejore y se anime, y así tal vez, esos y esas señoras, señoritas, señores y demás trouppe que piensan que nada tiene solución, tal vez, digo, algún día vean la botella medio llena en lugar de medio vacía, y se den cuenta de que lo importante no es quedarse como niños sin responsabilidades dedicados al juego del escondite, ni convertirse en importantes hombres o mujeres, y ni siquiera es importante envejecer, ni nos lo debe parecer. Lo único importante es vivir con dignidad, seamos como seamos, con la cabeza bien alta y el pecho hinchado de gloria, y el resto son bagatelas sin importancia.

2 comments:

UnaChicaDistinta said...

-¿Para qué quieres medios días, habiéndo días enteros...?
(es una viaje pregunta, que siempre se hacía mi difunta abuela, y que Dios la tenga siempre en la gloria, donde quiera que esté..). Viniéndo a a manifestar lo que hoy relatas en tu blog.
Me ha gustado....
Te beso.

onlysnow said...

¿Pero lo digno no es concepto subjetivo?. Válgame dios. ¡Qué moral!

Mi Ping en TotalPing.com Creative Commons License
CARTAS ABIERTAS by www.diariodeprovincias.blogspot.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.